Ver

Iglesia de San Carlos

Este edificio de estilo renacentista con un campanario de 30 metros de altura fue inaugurado en 1883.

Historia

En 1879, el Príncipe Carlos III ordenó la construcción de un lugar de culto en el nuevo barrio de Monte Carlo. El templo fue dedicado a San Carlos Borromeo «para que tan glorioso patrón proteja para siempre a su persona, su familia, a los fieles de Monte Carlo y a todo el Principado». La Sra. Marie Blanc, viuda del director del Casino, donó al Principado el terreno sobre el que se levantaba una antigua capilla privada dedicada a San Lorenzo.

Se confió la ejecución del proyecto al arquitecto parisino Charles Lenormand, que desde 1875 trabajaba en la construcción de la nueva catedral de Mónaco. Tras importantes movimientos de tierras, monseñor Charles Theuret colocó y bendijo la primera piedra el 11 de noviembre de 1879.

La iglesia se acabó de construir y se abrió al culto el 26 de marzo de 1883, lunes de Pascua, y más tarde fue elevada al rango de iglesia parroquial el 15 de marzo de 1887. El segundo obispo de Mónaco, monseñor Jean-Charles Arnal du Curel, la consagró el 9 de noviembre de 1912.
Se confió la parroquia a la Congregación de los Clérigos de la Madre de Dios y más adelante, en 1950, a los Oblatos de San Francisco de Sales.
En 1983, para el centenario de su apertura al culto, el Príncipe Raniero III encargó una exhaustiva restauración interior. Las fachadas y el campanario, muy degradados por el aire marino y la contaminación, fueron restaurados por completo en 2003. Diecinueve vidrieras iluminan la nave cuyos candelabros dorados provienen de la antigua sala de armas del Palacio del Príncipe.